¡Ayuda al desarrollo del sitio, compartiendo el artículo con amigos!

El hígado limpia el cuerpo de toxinas y productos metabólicos nocivos, secreta bilis y almacena energía y vitaminas. Estas son solo algunas de las 500 funciones que realiza en el cuerpo humano. Y aunque es extremadamente resistente al daño, puede sufrir enfermedades y cambios degenerativos con el tiempo. ¿Cómo protegerla de eso?

El hígadotiene capacidades regenerativas extraordinarias, pero también tiene sus limitaciones. Un estilo de vida poco saludable que dura años: una dieta alta en calorías y grasas, la f alta de actividad física, el abuso del alcohol y otros estimulantes hacen que se sobrecargue y sea más difícil de regenerar, y las infecciones virales y enfermedades crónicas no tratadas contribuyen a la inflamación y destrucción de sus células.

Es posible que no se dé cuenta durante mucho tiempo de que le está pasando algo malo -el hígado no le duele , no pide ayuda y cuando aparecen síntomas perturbadores, lo A menudo es demasiado tarde para revertir cambios peligrosos: tejido graso y cirrosis. Por eso, vale la pena cuidarla y mimarla de todas las formas posibles. Comprueba lo que le gusta a tu hígado. ¡Y descubre lo importante que es el hígado para el organismo!

¡Consulta los productos que sirven para el hígado!

Ver la galería de 8 fotos

Comidas pequeñas y frecuentes

En lugar de tres comidas grandes al día, come 5-6 pequeñas. El hígado puede manejar una carga ligera más fácilmente y hará un buen uso de todos los ingredientes provistos. Los alimentos deben estar moderadamente tibios y no fríos ni calientes. Recuerda comer a la misma hora en un ambiente relajado, nunca con prisas. Come despacio, mordisqueando cada bocado

¿Sabes cuáles son las mejores horas de comida para tu cuerpo?

Dieta de fácil digestión

Las comidas deben estar recién preparadas, no recalentadas. Evite freír: es mejor comer todos los productos hervidos o guisados, con la adición de aceites vegetales o horneados en papel de aluminio. Las verduras y frutas se comen mejor crudas o al vapor.

El hígado funciona mal cuando la dieta diaria carece de materias primas ricas en enzimas digestivas y fibra, por lo que las verduras deben constituir al menos la mitad del menú diario; a esto agréguele productos integrales y de sémola

Vale la pena limitar la cantidad de carne cruda y productos de harina de trigo (pan, pasta) y no usar champiñones.

Comer carne magra y lácteosEl pescado también debe estar permanentemente en tu menú.

Las grasas recomendadas son aceite de colza, aceite de girasol, aceite de soja, aceite de oliva, pequeñas cantidades de mantequilla; eliminar las carnes grasas y las grasas animales como la manteca de cerdo, la manteca de cerdo y el tocino. ¡Aprenda más sobre cómo funcionan los aceites vegetales en el cuerpo!

Use hierbas suaves para sazonar, como:

  • mejorana,
  • menta,
  • toronjil,
  • comino molido,
  • albahaca,
  • estragón,
  • vainilla,
  • canela,
  • claveles

Renunciar a las especias picantes

Minimice los productos altamente procesados ​​con conservantes, mejoradores y colorantes artificiales

¡Aprenda más sobre los aditivos alimentarios artificiales!

Apoyo a base de hierbas

Alcachofa, diente de león y cardo mariano regeneran las células del hígado, actúan como colagogo y colagoga. De vez en cuando realizar un tratamiento: durante 20 días, antes de acostarse, beber un vaso de diente de león y raíz de alcachofa (verter una cucharadita de hierbas con un vaso de agua caliente y dejar en infusión durante 10 minutos). También puedes ayudarte de preparaciones preparadas con extracto de alcachofa, así como cardo mariano, que contiene silimarina, que es beneficiosa para el hígado.

Beber alcohol con moderación

Seamos realistas: el alcohol es una sustancia que requiere mucho esfuerzo por parte del hígado para metabolizarse, por lo que su uso excesivo lo sobrecarga adicionalmente y dificulta su regeneración. No importa en qué forma consumimos alcohol. Aunque bebamos regularmente cerveza, vino o bebidas light, nos "envenenamos" un poco con el etanol que contienen, y el hígado tiene que desintoxicarnos. Por lo tanto, se recomienda moderación y, preferiblemente, abstinencia total del alcohol.

Actividad física

Cuando se cultiva de forma regular, proporciona importantes beneficios para el hígado. Primero, el ejercicio ayuda a eliminar sustancias tóxicas del cuerpo. En segundo lugar, ayuda a mantener un peso corporal saludable y a reducir la grasa corporal (la obesidad es uno de los principales factores de riesgo para desarrollar la enfermedad del hígado graso no alcohólico). En tercer lugar, reduce la resistencia a la insulina de los tejidos, lo que interfiere con el funcionamiento y los procesos regenerativos del hígado y conduce a su esteatosis y al consiguiente proceso inflamatorio crónico.

¡Descubra qué es realmente la enfermedad de la obesidad y cómo se trata!

Protección antivirus

También es importante proteger el hígado del ataque de virus que inducen inflamación aguda o crónica (más difícil de detectar). Lo básico es seguir las reglas de higiene: lavarse las manos, usar equipo estérilinyección (por ejemplo, en el tratamiento de la diabetes). Estas actividades reducen el riesgo de infección por VHC, que causa la hepatitis C. También vale la pena vacunarse contra la hepatitis B, especialmente antes de una cirugía en un hospital o incluso un procedimiento de medicina estética.

¡Es importante! ¡Asegúrate de lavarte bien las manos!

Exámenes preventivos

Las enfermedades, dolencias e infecciones virales silenciosas del hígado no suelen dar síntomas evidentes, por lo que es importante comprobar su estado mediante pruebas de laboratorio. Su médico de cabecera puede ordenar pruebas que le permitirán evaluar inicialmente la condición de su hígado: el nivel de bilirrubina y enzimas hepáticas AST, ALT. Esto es especialmente importante si está tomando estatinas crónicas para reducir el colesterol u otros medicamentos que afectan el hígado.

También se recomienda hacerse análisis de sangre para detectar anticuerpos contra el VHC y antígeno HBs cada pocos años (especialmente si no tiene la vacuna contra la hepatitis B actualizada). Esto es suficiente para asegurarte de que nada peligroso le sucede a tu hígado.

Merece la pena enriquecer la dieta con productos que faciliten el trabajo del hígado, como:

  • Aguacate - es una rica fuente de L-aspartato, un aminoácido necesario para el curso de muchos ciclos metabólicos en el hígado. También contiene vitamina K, que inhibe el crecimiento de muchos tipos de cáncer, incluido el cáncer de hígado.
  • Brócoli: son una buena fuente de clorofila, un tinte verde que se une a las sustancias nocivas (incluidos los metales pesados) y facilita su excreción del cuerpo. La condición del hígado también está asegurada por la vitamina K presente en el brócoli, así como por el glutatión y el azufre, compuestos que ayudan al hígado a eliminar sustancias tóxicas del cuerpo.
  • Las remolachas contienen betanina, un aminoácido que intensifica la producción de bilis y apoya el efecto de limpieza del hígado y protege sus células. Son ricos en fibra soluble que apoya las funciones de desintoxicación y limpieza del órgano.
  • Limón - su jugo intensifica la secreción de enzimas, apoyando al hígado en la limpieza del cuerpo.
  • Ajo: abundante en azufre, un elemento importante para el buen funcionamiento del hígado: aumenta la secreción de ácidos biliares y también ayuda al hígado a eliminar toxinas, incluidos los metales pesados, del cuerpo. El ajo también es una buena fuente de glutatión, un antioxidante que actúa como desintoxicante.
  • Cúrcuma - protege el hígado contra los efectos de sustancias tóxicas, mejora su trabajo al estimular la producción de bilis y su secreción en el duodeno.El glutatión presente en la cúrcuma ayuda a limpiar el organismo de impurezas.
  • Col rizada: extremadamente rica en antioxidantes, tiene propiedades antioxidantes, antiinflamatorias y anticancerígenas.
  • Las nueces y las almendras son una buena fuente de arginina, un aminoácido que ayuda al hígado a desintoxicar el cuerpo (convierte el amoníaco tóxico en urea menos dañina, que luego se excreta del cuerpo). El efecto de limpieza del hígado se ve reforzado por el glutatión presente en las nueces.

¡Ayuda al desarrollo del sitio, compartiendo el artículo con amigos!

Categoría: