¡Ayuda al desarrollo del sitio, compartiendo el artículo con amigos!

Ya sea un problema global como una guerra desgarradora o un asunto personal, las personas necesitan herramientas que les ayuden a sobrellevar los períodos de estrés prolongado. Las circunstancias y los recursos de cada uno de nosotros son muy diferentes: adapte las siguientes reglas a sus necesidades individuales. ¿Cómo es el "amor propio" en la práctica?

Inspírate con las personas que admiras

Este podría ser un personaje histórico o de una de tus historias de ficción favoritas. Enfatice los rasgos de su carácter y cómo se enfrentó a situaciones difíciles. Tenemos tremendas reservas de fuerza sobrehumana, pero todos pasamos por momentos difíciles. Recuerda que somos "solo humanos" y tenemos derecho a sentir toda la gama de emociones.

Cuídate

Los períodos de estrés prolongado requieren resistencia física y emocional, y cuidarse es una excelente manera de aumentar sus reservas físicas y mentales. Come bien, haz ejercicio con moderación, sé consciente y descansa.

Lanzamiento

Elabore prácticas sencillas que le ayudarán a reducir la velocidad en el ajetreo de las tareas y responsabilidades diarias. Una excelente manera de hacer esto es meditar, caminar o leer algo inspirador antes de acostarse. Esta puede ser cualquier actividad que le permita calmarse, lo que a su vez puede tener un efecto positivo en su actitud y motivación.

Sea compasivo

Cuando atraviesa períodos de estrés prolongado, es posible que necesite el apoyo de otras personas. Sin embargo, puede ser más útil, a pesar de las apariencias, ser compasivo. Esto puede ayudarlo a sentirse menos solo en su propio sufrimiento. Elija su propio método: puede ayudar a un vecino o colega en el proyecto, puede ayudar a las personas necesitadas, a veces es suficiente escuchar a alguien.

Recuerda los descansos

Tómese un descanso para disfrutar de la lectura o de su clase de yoga favorita. La rutina es muy tranquilizadora, así que hágala parte de sus actividades diarias, semanales y mensuales. Esto te permitirá descansar y reducir el estrés.

Apreciar las pequeñas cosas

Todos los días, en cualquier actividad o situación, puedes ver alegría. A menudo estoson los breves momentos de nuestra vida los que son más curativos, como la diversión de un compañero de trabajo, abrazar a un niño, una palabra amable de una persona al azar. Fíjate en los pequeños momentos que te dan alegría y concéntrate en la experiencia.

Enfócate en lo que tienes influencia

Recuerde que algunas situaciones están fuera de su control, pero no se estrese por ello. Concéntrese en lo que tiene bajo control para recuperar una sana sensación de control.

Observar el diálogo interno

La avalancha de pensamientos y emociones negativas es normal en tiempos estresantes. Si te encuentras inmerso en el peor de los casos y parece imposible experimentar sentimientos positivos, busca apoyo. Trate de hablar con un ser querido que lo escuche y lo apoye, sin juzgar.

¡Ayuda al desarrollo del sitio, compartiendo el artículo con amigos!

Categoría: