¡Ayuda al desarrollo del sitio, compartiendo el artículo con amigos!

La marcha nórdica, un deporte originario de los países del norte de Europa, es una forma ideal de estar físicamente activo en invierno. Los bastones garantizan una postura estable incluso al caminar sobre pavimentos helados, y el movimiento intenso mejorará la circulación y ayudará a mantener el cuerpo caliente. ¡Pero ten cuidado! Antes de ponerte en marcha con tus bastones de nieve, cuida algunos detalles.

La marcha nórdicaes la manera perfecta de mantener un peso saludable en invierno. En temperaturas bajo cero y días más cortos, el metabolismo se ralentiza y el deseo de estar físicamente activo disminuye. Caminar con bastones es uno de los métodos aparentemente menos atractivos para deshacerse de calorías innecesarias (hasta 400 kcal por hora) y, sin embargo, estimula el 90 % de los músculos del cuerpo, al tiempo que fortalece la resistencia y la condición.

Caminar con bastones en invierno es una de las formas de actividad más simples. El ritmo lento reduce el riesgo de infecciones de las vías respiratorias superiores, tan molestas para los corredores de "invierno". Al mismo tiempo, el esfuerzo físico constante tiene un efecto positivo sobre la inmunidad, baja la presión arterial y el nivel de colesterol malo, lo que en invierno, con una dieta que suele ser un poco más pesada y pobre en vitaminas, cobra gran importancia.

El principal problema al que se enfrentan las personas que practicanNordic Walking en inviernoson las bajas temperaturas y las rutas resbaladizas y heladas. Por tanto, la condición básica para la práctica de este deporte en invierno es la vestimenta adecuada, con especial énfasis en el calzado. Tres capas de ropa y zapatos impermeables con una suela gruesa de trekking son un equipo de invierno imprescindible para todos los aficionados a caminar con bastones.

Conjunto de marcha nórdica en invierno

El caminante promedio pasa más de una hora al aire libre durante el entrenamiento de marcha nórdica. Su temperatura corporal al inicio del entrenamiento es significativamente diferente a la temperatura que alcanza durante los últimos metros de caminata, por eso es tan importante ajustar su ropa a las condiciones climáticas. El soporte perfecto para un paseo invernal con bastones consta de tres capas:

1. La primera capa es una ropa interior termoactiva adherida al cuerpo, cuya función principal es absorber el sudor y aislarlo, es decir, protegerlo de la humedad.

Antes de salir con los bastones de nieve, ponte un gorro abrigado y cortaviento (nosotros descartamos todo con un tejido suelto) para proteger las orejas y la frente, graciaspor qué evitarás la sinusitis.

2. La segunda capa debe mantenerte caliente. Las fibras de poliéster, presentes, por ejemplo, en el popular vellón, funcionan mejor en este papel.

3. La última capa actúa como barrera contra el viento y la lluvia, por lo que debe ser impermeable y no demasiado suelta.

Un error común que cometen las personas que practican la marcha nórdica en invierno es limitar la prenda inferior a una sola capa. Desafortunadamente, en temperaturas bajo cero, la ropa interior termoactiva o los chándales por sí solos no protegerán tus piernas del frío y es necesario ponerse dos capas.

Los guantes con accesorio para bastones son un elemento importante de la vestimenta de una persona que practica la marcha nórdica. En invierno, son especialmente importantes debido a la alta sensibilidad de los dedos a las temperaturas negativas. Los guantes deben ser lo suficientemente gruesos para mantenerte abrigado, pero al mismo tiempo deben tener una capa para evitar que tus manos suden.

Importante

Si planea su entrenamiento diario de marcha nórdica en invierno, invierta en dos pares de zapatos y utilícelos alternativamente. De esta manera, tendrás tiempo para secarlos bien. Además, recuerda sacar las plantillas de tus zapatos después de cada paseo y dejarlas secar, pero evita colocarlas sobre radiadores ya que se deformarán rápidamente.

Zapatillas de marcha nórdica en invierno

Muchas personas, especialmente las personas mayores, temen la marcha nórdica en invierno debido al riesgo de resbalones y caídas. Sin embargo, la solución a este problema es el calzado adecuado. Los mejores zapatos para trekking de invierno, con una suela gruesa y estable. También hay una selección cada vez mayor de calzado en el mercado dirigido directamente a los aficionados a caminar con bastones. Dichos zapatos se caracterizan por una suela reforzada en el área del talón. Es importante destacar que los zapatos de marcha nórdica en invierno deben ser impermeables y un poco más holgados para que el pie pueda mantener la temperatura adecuada.

¿Qué bastones de marcha nórdica en invierno?

Para las personas que tienen miedo de resbalarse y caerse mientras caminan con bastones en invierno, recomendamos puntas de "cuchillo", que apoyarán y garantizarán el equilibrio. Además, no olvides colocar una "placa" especial al final del poste, que evitará que se caiga en la nieve, y así brindará mayor estabilidad.

Si utiliza bastones plegables, asegúrese de torcerlos con cuidado antes de cada sesión de entrenamiento, ya que los cambios de temperatura pueden aflojar las articulaciones. Recuerda que unas buenas baquetas son garantía de estabilidad y buen funcionamiento de tus manos - lamentablemente su precio ronda los 200 PLN.

¿Cuál es la diferencia entre la marcha nórdica en invierno y el entrenamiento con bastones en verano?

Vale la penarecuerda que la marcha nórdica se desarrolló como una alternativa al esquí de fondo. Caminar con bastones no sobrecarga las articulaciones y la columna como los esquís, pero tiene un efecto mucho más positivo en el cuerpo que solo caminar.

Practicar la marcha nórdica en invierno es ligeramente diferente al entrenamiento de primavera o verano. El primero es más exigente, porque para mantener una temperatura corporal adecuada y sobrevivir a las condiciones a menudo difíciles (nieve, hielo, viento), requiere un mayor esfuerzo, pero al mismo tiempo garantiza una mayor cantidad de calorías quemadas. Si caminamos sobre pavimentos nevados o helados, tenemos que poner los bastones con más cuidado, y el paso debe ser un poco más pesado (más seguro). Si tiene miedo de caerse, recuerde el calzado y los bastones adecuados, y disminuya la velocidad de su paso.

En invierno conviene adaptar la duración y el ritmo de la marcha a las condiciones exteriores. En caso de mayor enfriamiento, vale la pena reducir la distancia recorrida, y si aún así decide tomar distancias más largas, intente elegir la ruta que discurre cerca de nuestra casa y recorrerla varias veces, gracias a esto, en caso de un deterioro repentino de las condiciones en el exterior, podremos renunciar a la formación continua y al refugio en casa.

¡Ayuda al desarrollo del sitio, compartiendo el artículo con amigos!

Categoría: