¡Ayuda al desarrollo del sitio, compartiendo el artículo con amigos!

CONTENIDO VERIFICADOAutora: Katarzyna Wieczorek-Szukała, MD, PhD, biotecnóloga médica, Universidad Médica de Lodz

El síndrome MELAS es una enfermedad genética compleja que afecta a niños y adultos jóvenes. Se manifiesta con daño progresivo y el desarrollo de disfunciones cerebrales y musculares, dolores de cabeza y una variedad de síntomas neurológicos. La condición progresa inexorablemente, causando una discapacidad en la adolescencia o en la adultez temprana. ¿Es posible tratar el síndrome MELAS? ¿De dónde viene esta enfermedad?

El nombredel síndrome MELAScontrariamente a las apariencias, no deriva del nombre del descubridor de esta enfermedad. Es un acrónimo que describe un conjunto de síntomas comórbidos como miopatía mitocondrial, encefalopatía, acidosis láctica y miopatía mitocondrial, encefalopatía, acidosis láctica, episodios similares a un accidente cerebrovascular; MELAS.

La enfermedad es rara y se diagnostica en un promedio de 1 de cada 4000 personas (al mismo tiempo se considera una de las enfermedades más comunes con herencia mitocondrial).

¿Cuál es la causa del Síndrome MELAS?

El síndrome MELAS se considera una enfermedad genética hereditaria mitocondrial. La herencia mitocondrial significa que ambos sexos pueden verse afectados, pero solo las mujeres "transmiten" genes relacionados a la futura descendencia. Esto se debe a que las mitocondrias paternas están presentes solo en el cuello de la célula reproductora masculina: el espermatozoide (el llamado inserto), ubicado justo en frente de su cola.

Durante la fecundación, sólo la cabeza de la célula, que contiene la mayor parte del material genético, participa en la formación del cigoto. Se desechan el inserto y la cola, y con ellos el ADN mitocondrial (mtDNA).

Todos los trastornos mitocondriales, incluidos los responsables de MELAS, se heredan de la madre. Estos tipos de defectos genéticos son el resultado de mutaciones que deterioran la función mitocondrial, incluido el ciclo de fosforilación oxidativa y producción de energía.

Se ha comprobado que la causa más frecuente de la enfermedad es una mutación puntual en el gen mitocondrial MTT1 (detectada hasta en el 90% de los casos). Otras mutaciones conocidas asociadas con este síndrome también son MTTQ, MTTH, MTTK y MTTS1.

Las mitocondrias son una especie de fábricas de energía para las células enterasdel cuerpo y regular todas las funciones y el metabolismo. Sus defectos son particularmente agudos en el funcionamiento de los órganos más activos, incluidos el cerebro y los músculos. También se sospecha que los síntomas neurológicos de MELAS son causados ​​por microdaños en los vasos sanguíneos (angiopatías) y deficiencias de óxido nítrico, lo que puede provocar una vasodilatación alterada en el cerebro.

Síntomas del síndrome MELAS

Los niños con síndrome MELAS suelen tener un desarrollo psicomotor temprano normal, y su salud no genera ninguna preocupación entre los médicos especialistas o los padres. Los síntomas generalmente solo aparecen entre los 2 y los 10 años. El inicio de la enfermedad se asocia con:

  • deficiencias de crecimiento,
  • ataques de migraña,
  • sordera progresiva,
  • anorexia,
  • encaja y encaja.

Uno de los rasgos característicos de esta enfermedad (que se hace visible durante el diagnóstico histopatológico y la tinción del tejido recolectado) es la acumulación anormal de mitocondrias en las fibras musculares.

Las mitocondrias disfuncionales se dividen para tratar de compensar la baja producción de energía y aparecen de color rojo brillante en comparación con las fibras musculares azules teñidas en la diapositiva.

Esta imagen da la impresión de fibras rojas irregulares (RRF). La disfunción muscular (miopatía) en el síndrome MELAS se manifiesta inicialmente por intolerancia al ejercicio o debilitamiento de los músculos del tronco y de los miembros superiores (los llamados músculos proximales).

A medida que las personas envejecen, los ataques de síntomas neurológicos, conocidos como "episodios similares a un accidente cerebrovascular", aparecen cada vez con más frecuencia. Estos incidentes se diferencian de un ictus típico (característico de los ancianos) en que no encajan en ninguna zona vascular.

Las imágenes de resonancia magnética (MRI) pueden ser extremadamente variables y ambiguas, y los cambios desaparecen más rápido que un derrame cerebral típico.

Los déficits neurológicos suelen ser focales e incluyen:

  • hemiparesia (se aplica al brazo y la pierna del mismo lado del cuerpo),
  • hemianopsia (trastornos visuales que ocurren en el medio del campo de visión),
  • afasia (dificultad para hablar o comprender el habla)
  • encefalopatía (daño crónico a las estructuras cerebrales),
  • ataques epilépticos

Tales enfermedades graves, especialmente en el período de crecimiento y maduración de un organismo joven, se traducen en un deterioro progresivo de las funciones motoras, de asociación y de razonamiento. Con el tiempo, los defectos de visión y sensoriales también pueden empeorar.pérdida auditiva

Los cambios sistémicos en MELAS también afectan otros sistemas de órganos. Los pacientes también pueden sufrir trastornos de la conducción cardíaca, diabetes tipo II, daño renal y fatiga crónica.

Diagnóstico y tratamiento del síndrome MELAS

En el diagnóstico del Equipo MELAS suelen participar muchos especialistas: neurólogos, cardiólogos y oftalmólogos. Para una evaluación clínica adecuada, es necesario realizar exámenes de imágenes de la cabeza, por ejemplo, imágenes de resonancia magnética y tomografía computarizada, y su evaluación cuidadosa.

Para evaluar la estructura del tejido, también se toman muestras de músculo (en forma de biopsia) y líquido cefalorraquídeo (punción lumbar) para su análisis.

Uno de los resultados de los análisis de sangre que confirman la presencia del síndrome MELAS también puede ser niveles elevados de ácido láctico (acidosis láctica), que se asocia con una función mitocondrial anormal. Los niveles de lactato también suelen estar elevados en el líquido cefalorraquídeo.

El diagnóstico final de MELAS se basa en la detección de mutaciones específicas del mtDNA. Por supuesto, realizar pruebas genéticas antes elimina la necesidad de otras pruebas dolorosas (por ejemplo, una biopsia muscular), pero es muy costosa.

Desafortunadamente, no existe un método de tratamiento conocido que pueda detener la progresión de la enfermedad. La terapia se basa en el alivio de los síntomas, incluidos fármacos antiepilépticos. De apoyo, también hay suplementos que contienen:

  • coenzima Q10,
  • L-carnitina,
  • L-arginina

Se ha demostrado que ayudan a aumentar la producción de energía de las mitocondrias, alivian la gravedad de los síntomas y reducen la frecuencia de los episodios.

La arginina es uno de los precursores de la producción de óxido nítrico, gracias a lo cual su administración puede favorecer el funcionamiento de los vasos sanguíneos y reducir el riesgo de accidente cerebrovascular.

Sin embargo, esto no cambia el hecho de que el síndrome MELAS es una enfermedad muy grave que conduce a una discapacidad permanente, con un alto riesgo de muerte prematura.

¡Ayuda al desarrollo del sitio, compartiendo el artículo con amigos!