¡Ayuda al desarrollo del sitio, compartiendo el artículo con amigos!

Agata sufre de cáncer de ovario. Durante más de 20 años trabajó en una corporación extranjera, donde, como ella misma admite, aprendió a realizar tareas. No tenía idea de que necesitaría esta habilidad en su batalla contra el cáncer en el futuro. Actualmente, trabaja en la Oficina del Decano de la Facultad de Humanidades en una de las universidades de Varsovia.

Marcelina Dzięciołowska habla con Agata Pilaszewska sobre el cáncer de ovario

M.D.: ¿Cuándo se enteró de su cáncer?

A.P.: A finales de enero de este año. Estaré celebrando los "dos años" de mi diagnóstico oficial, pero tuve sospechas unos meses antes, así que desde hace dos años y medio (según leí en alguna parte y me gustó esta paráfrasis del dicho): "Estoy tomando el cuernos con cáncer".

¿Qué te hizo sospechar que algo andaba mal?

Era 2022 que comenzó mal para mí porque mi esposo falleció a mediados de enero. También hubo algunas perturbaciones en el trabajo, cambios, etc., así que tuve bastante estrés en mi vida. Durante el verano, sentí que tenía muy pocas fuerzas, me cansaba rápidamente y no era yo mismo en absoluto.

¿Ya vinculó estos síntomas con el cáncer?

No, absolutamente no lo asocié con el cáncer. Pensé que era estrés y agotamiento. Los problemas gástricos llegaron a principios del otoño.

¿Qué tipo de dolencias eran exactamente estas?

Dolores de estómago, estreñimiento alternando con diarrea, problemas de flatulencia, náuseas. Todavía pensaba que era por estrés o por úlcera péptica, porque yo también tuve un episodio así en mi vida.

¿Consultó a su médico con estos síntomas?

Sí, en noviembre de 2022 finalmente me movilicé y fui al gastroenterólogo. En ese momento, también había comenzado a sufrir dolores de hígado. La investigación fue bastante perspicaz. Inicialmente, el gastroenterólogo me preguntó insistentemente si yo era una persona que abusaba del alcohol. Al final, sin embargo, ella creyó que no lo era y me refirió a investigar.

¿Qué tipo de investigación fue?

Una morfología que no mostraba nada en absoluto. El siguiente examen que se suponía que debía realizar era una ecografía de la cavidad abdominal. Esto fue seguido por gastroscopia y colonoscopia. Me hice la ecografía en diciembre y creo que si el médico que me hizo el examen se hubiera esforzado un poco más hubiera sidoháganos saber lo que está pasando. Le bastó con deslizarse por la piel un poco más abajo para poder ver que ya había bultos sólidos. Así que otro examen no mostró nada, y el gastroenterólogo dijo que probablemente era neurótico.

¿Dejaste ir, si los resultados fueron buenos?

Luego se encendió una lámpara, mi cintura aumentó mucho y no comencé a comer más. Además, tenía esta "bomba" en la nuca todo el tiempo, porque mi madre tenía cáncer y murió de cáncer de mama. Por lo tanto, estaba convencido de que este cáncer también podría atraparme a mí.

¿Alguien en su familia ha padecido cáncer?

Mi abuela, la madre de mi madre, así que hice este diagnóstico yo mismo. Por supuesto, obtuve el motor de búsqueda de Google y revisé los síntomas, se le agregó dolor de espalda, así que supe que era cáncer. Por algo se dice que el cáncer de ovario se llama "Asesino silencioso" porque da síntomas muy inespecíficos.

¿Cuidó de la profilaxis antes de la aparición de los síntomas sospechosos?

Muy. Estaba obsesionada con la prevención del cáncer de mama. Prácticamente durante cada baño, examiné minuciosamente mis senos. Dos veces al año me he realizado ecografía mamaria desde los 42 años, todos los años mamografía y ecografía del órgano reproductor. Recuerdo hoy que en abril de 2022 estaba en el ginecólogo y me estaban haciendo una ecografía transvaginal, que no mostró nada. Este asesino silencioso no solo da síntomas tan inespecíficos, se sienta en silencio durante mucho tiempo y ya devasta el cuerpo, acecha y ataca cuando es de tercer o cuarto grado. En raras ocasiones, este tipo de cáncer se detecta a tiempo. Esto suele ser pura coincidencia.

¿Entonces se puede decir que la prevención del cáncer de ovario es básicamente inexistente?

Se podría decir eso. Incluso los exámenes de ultrasonido regulares pueden no protegernos de la enfermedad.

¿Sospecha que, aparte de los factores genéticos, qué más pudo haber contribuido al desarrollo del cáncer?

Desafortunadamente, estaba fumando cigarrillos, lo que puede haber contribuido a mi cáncer.

¿Qué pasó después?

Cuando fui al ginecólogo, me examinaron, me tomaron marcadores y obtuve el resultado en blanco y negro, este resultado no me impactó mucho. Ya estaba preparado para que, lamentablemente, terminaría de esta manera.

¿Qué te ayudó con eso?

Tal vez el hecho de que sea un capataz - el trabajo en una corporación me ha enseñado eso. Por supuesto, lloré un poco y me hice la pregunta sacramental: "¿Por qué yo?" Pero me di cuenta de que era una pregunta estúpida y pensé ¿por qué no yo? Si no soy yo, ¿quién? mi amigo, amigo,¿prima? Pregunta estúpida, ¿verdad? Simplemente sucedió que lo hice. Cuando grité, lo traté como otro tronco a partir del cual tienes que construir escaleras hacia tu meta o éxito.

¿Cuál era tu objetivo?

Me propuse sobrevivir el mayor tiempo posible. No especifiqué cuánto debería ser, solo el mayor tiempo posible.

¿Qué pasó después?

Estos fueron los inicios de la pandemia, y por ende el momento en que comenzaron a aparecer los primeros problemas con la disponibilidad de médicos. Mi esposo era médico, así que aproveché algunas oportunidades y conexiones. Me operaron muy rápido, la operación se realizó en Lublin.

¿Cómo fue la operación?

Histerectomía completa, es decir, extirpación del útero con apéndices y escisión de la mayor cantidad posible de tejido tumoral, que ya se ha diseminado dentro de la cavidad abdominal.

¿Este tipo de procedimiento garantiza seguridad, es decir, que el cáncer no regrese?

Absolutamente no. Es mejor si este procedimiento lo realiza un especialista capacitado, preferiblemente un oncocirujano, porque todo el éxito es cortar hábilmente tanto como sea posible. Esto es un arte, especialmente si ya está disperso por el peritoneo, pero realmente rara vez es posible eliminarlo todo porque este tejido tumoral se encuentra en diferentes etapas de crecimiento y, a veces, puede ser invisible. Así que la operación en sí no es ni la mitad de la batalla. Este es solo el comienzo.

En su caso, fue cáncer de ambos ovarios.

Sí, tenía que ver al oncólogo lo antes posible para iniciar un tratamiento dirigido. Antes de la operación me dieron la tarjeta DiLO y aquí tienes que acordarte de luchar por la tuya. Debe pedírselo a su médico de familia, no a un ginecólogo u oncólogo. Esto es muy importante.

¿Qué pasó después?

Con la tarjeta DiLO fui al Centro Europeo de Salud (ECZ) en Otwock. No esperé mucho para la visita, fue cuestión de aproximadamente una semana y me puse bajo las alas profesionales de mi ángel: los oncólogos, el Dr. Małgorzata Kuc-Rajcy.

¿Cuál fue su primera visita a la ECZ en Otwock?

Se revisaron todos los documentos y se acordó un régimen de tratamiento.

¿Preguntó sobre el pronóstico?

No, creo que en esta etapa los médicos simplemente no saben qué responder. Lo peor es cuando alguien se obsesiona con algo y le cuesta funcionar, porque esa persona se enfoca solo en el tiempo que le queda.

¿Cómo fue tu primera quimioterapia?

Fue un shock para mí y para mi cuerpo, terminé en el hospital después de eso. Mi cuerpo se rebeló, todo me salió mal.

¿Cómo reaccionó?

Erael primer momento me derrumbé. Pensé que si iba a ser así, dejaría de tratarme a mí mismo.

¿Tenías a alguien con quien contar?

Sí. En tal situación, el apoyo es muy importante, tanto del médico como de la familia o incluso de los amigos. Tarde o temprano, todos tendrán un colapso: para mí fue la primera quimioterapia y sus efectos, prefería morir que pasar por eso.

¿Cuándo te salió el pelo?

Muy rápido. Solo empeoró las cosas. Yo era una gran negación. Todo estaba ahí. Recuerdo que entonces mi hijo, un adulto de veinte años, me entrevistó.

¿Qué dijiste?

Como ya mencioné, mi esposo era médico. Se sabe que, como un médico, mi esposo aseguró que él solo enfrentaría la enfermedad, lo convenció de que no lo llevara a una consulta o tratamiento y, como consecuencia, murió a las pocas semanas. Mi hijo entonces usó el argumento de que había dejado morir a mi padre porque lo había escuchado durante demasiado tiempo y fue llevado al hospital demasiado tarde, y que no me dejaría.

¿Cómo reaccionó a las palabras de su hijo?

Me impactó. Pero lo tomé para mí. Empecé a buscar en Internet. No estaba buscando ningún medio milagroso, incluso me indignó. Es terrible que la gente pueda aprovecharse tan horriblemente de la desgracia y la resignación de otra persona ofreciéndole cosas extrañas.

¿Qué información estaba buscando?

En primer lugar, traté de revisar los foros y busqué personas que también pasaron por eso. También encontré un hermoso libro de Ewa Guderian-Czaplińska, "Trojanka. 10 consejos privados para principiantes en la quimioterapia del cáncer de mama triple negativo. No me influyó el título cáncer de mama, porque la química es la química. Este libro realmente me ayudó mucho, hay muchos consejos útiles escritos en un lenguaje sencillo y accesible.

A menudo escuchamos que los pacientes con cáncer buscan el apoyo de los pacientes con cáncer. ¿Logró establecer tal relación?

No estaba buscando tales conocidos. Mi madre encontró una amistad así, fue una relación muy profunda. Desafortunadamente, esta señora murió antes que mi madre. Ella lo tomó mucho. Quería evitarlo. Yendo a ciclos consecutivos de química, por supuesto, te encuentras con enfermos allí y la conversación entonces siempre comienza con el tema de la enfermedad o el tratamiento, pero prefiero hablar de dónde va alguien de vacaciones que del cáncer. También encontré el sitio web de la Asociación Mariposa Azul, que me gustó mucho. Revisé qué actividades organiza esta asociación, pero esa era mi manera.

También hablé sobre este tipo de institución con una psicooncóloga, la Sra. Milena Dzienisiewicz, con quien siempre puede hablar en ECZ-Otwock. Además, la universidad donde trabajo también tiene un gran departamento de psicología y hablé con mucha gente allí también.

¿Cómo vive con el diagnóstico?

Como dice mi amigo, tengo un carácter bastante "bromista". Trato de ridiculizar este cáncer en mis ojos y en los ojos de los demás en cada oportunidad posible.

Este es un gran método. Una vez leí sobre el hecho de que se recomienda en situaciones estresantes, como una entrevista. La idea era ridiculizar lo que nos causa miedo.

Sí, y luego lo hice bastante intuitivamente. Fue solo más tarde que leí sobre cómo puedes lidiar con esto.

Recuerdo una situación en la que estaba lidiando con un asunto oficial. La señora de esta institución me dijo entonces que tenía que esperar, porque me iba a llevar mucho tiempo, y bromeando me dijo: “Ojalá no dure el resto de mi vida”.

¿Qué dijiste?

Que se tiene que dar prisa, porque puede ser en un momento. Trato de tener este enfoque todo el tiempo. No solo nos ocupamos del problema del cáncer, sino que, lamentablemente, el cáncer en sí y la forma en que se trata hacen que uno se cure y el otro sufra como resultado. Mi corazón está muy agobiado por la quimioterapia. Pero también hay una manera.

¿Qué?

ECZ-Otwock ofrece la ayuda de un cardiooncólogo. Nos atiende el prof. Sebastian Szmit, me gustan mucho estas visitas a él. Se llevan a cabo cada 3 meses, el profesor siempre pregunta a qué piso mi cáncer me permitió ir hoy.

¿Qué es importante en el tratamiento del cáncer?

En el tratamiento del cáncer, todo lo que está alrededor es importante. No solo debe concentrarse en tratar su cáncer, debe tener en cuenta todo, no solo la enfermedad subyacente.

Hay que escucharse, ya sé perfectamente qué es un síntoma de cáncer y qué es, por ejemplo, un resfriado. Después de estos dos años, todo paciente que dedique aunque sea un poco de mindfulness a esta enfermedad, debería saberlo.

¿Es posible "sentir" la enfermedad prestando más atención a su cuerpo?

La mayoría de nosotros tenemos los llamados "Tercer ojo", ante todas las pruebas, cada uno de nosotros siente que ha aparecido algo. Los médicos confirman que si un paciente siente que está enfermo, las pruebas posteriores lo confirman.

El problema son los tiempos "rápidos" en los que vivimos. No tenemos la posibilidad de pensar ni por un momento.

No creo que puedas explicarte la f alta de tiempo cuando se trata de nuestra salud y nuestra vida. Debe parar por lo menos 5 minutos al día yescucha tu cuerpo.

¿Cuál es el trato y disponibilidad de especialistas en tiempos difíciles de la pandemia?

Nosotros, los pacientes de ECZ-Otwock, no podemos quejarnos de la disponibilidad del tratamiento. La puerta nunca se ha cerrado ante nosotros, y el tratamiento continúa. Probablemente tengamos mucha suerte en comparación con otros pacientes que han pospuesto operaciones repetidamente, lo que solo nos deprime.

Creo que en el tratamiento del cáncer (y no solo) algo de la psique es de gran importancia.

Por supuesto, tienes que cuidarte en todos los aspectos.

Nosotros como sociedad tenemos un problema con el mindfulness, la prevención y el cuidado de nuestra salud. Siempre había un problema con eso. La pandemia solo lo empeora. Incluso entre mis amigos, observo que posponen la profilaxis para después.

En mi caso, el diagnóstico me estimuló a actuar. Pero conozco gente que reaccionó todo lo contrario ante esta situación y escondió la cabeza en la arena. Muchas personas sospechan que algo anda mal, pero no quieren saberlo, no quieren profundizar.

¿Qué no se debe hacer conociendo el diagnóstico?

En primer lugar, lea las estadísticas. En algunos casos, como con el cáncer de ovario, estas estadísticas son inexorables. Si alguien que está en una condición mental más débil lee esto, puede rechazar el tratamiento porque perderá su motivación. No vamos a cambiar Internet, pero es bueno buscar ejemplos de pacientes que sobrevivieron, porque ¿por qué sobrevivieron? Solo porque se pelearon. Como en la guerra, es necesario conocer al enemigo, conocer sus debilidades y dirigir la lucha estratégicamente. No hay otro camino, el mismo no perecerá.

Creo que esta es la mejor solución. También vale la pena preguntarle a alguien que se derrumbó en tal situación, pero finalmente lo superó.

Por supuesto. Al inicio de mi viaje mis amigos me dijeron: “Te entiendo”, a lo que yo respondí “No, mi amor, no entiendes, pero te agradezco por apoyarme de esta manera”.

Son situaciones difíciles, no todos saben qué decir.

Mucho depende del entorno en el que vives. Algunas comunidades todavía creen que el cáncer se puede infectar. He escuchado muchas historias impactantes en las que, por ejemplo, en la oficina de correos alguien estaba limpiando las manijas de las puertas de un paciente con cáncer para no infectarse.

En entornos pequeños también existe la creencia de que es vergonzoso admitir estar enfermo.

Esta es una de las razones por las que hablamos: disipamos esta información dañina y falsa sobre las enfermedades neoplásicas. También escuchas a menudo que el cáncer siempre significa la muerte, lo cual es una tontería.

Sí, esta opinión consiste en el hecho de que la información sobre el p.En el diagnóstico, muchas personas se derrumban, se niegan a creerlo y, por lo tanto, no se someten al tratamiento y mueren. De ahí viene.

¿Cómo te va?

Trato de celebrar cada día, porque puede que no haya otro. También cambié mi forma de ser y de pensar. Tengo planes, me propongo objetivos a corto plazo, pero reales. Dejé de hacer planes de largo alcance. Intento que estas metas sean lo más realistas posible, porque me da tanta satisfacción que logré lograr lo que tenía planeado.

¿Qué pasa con los sueños?

Nunca dejo de soñar, aunque muchas veces mis sueños no se hacen realidad.

¿De dónde sacas tu fuerza?

El hecho de estar activa profesionalmente me da mucho - que tengo que levantarme, lavarme el resto del pelo o ponerme una peluca, maquillarme, vestirme, que tengo que salir a gente, que no pienso en una cosa una y otra vez. Es muy importante tener un trampolín total. En mi caso, es un trabajo profesional.

¿Sus colegas conocen la enfermedad?

Sí, absolutamente no lo oculté. Todo el mundo lo sabe porque, como dije antes, me gusta bromear sobre el cáncer, y muchas veces cuando hago mandados en la universidad, bromeo así.

Debo reconocer que en cierto modo siento admiración de que los enfermos de cáncer tengan muchas veces más distancia y fortaleza para afrontar las dificultades de la vida que las personas sanas. Probablemente por eso se les considera buenos "maestros de vida". Muchas personas sanas no aprecian lo que tienen a diario. Es solo cuando te enfrentas a la desgracia que comienzas a reevaluar tu vida y a vivir según tus propias reglas.

Creo que siempre hay algo para algo. La vida tenía sus planes para cargarme con ella. Es importante no negar de ninguna manera que estás enfermo, porque entonces no se puede hacer nada para curarlo.

Para mí, el cáncer es como el alcoholismo. Incluso si esa persona admite que tiene un problema y comienza el tratamiento, seguirá siendo un alcohólico por el resto de su vida, activo o inactivo. El cáncer de ovario es una enfermedad crónica y soy consciente de que no me curará. Sin embargo, puedo “silenciar” esta enfermedad y tal vez nunca más me haga saber sobre mí mismo, pero puedo morir mañana en un accidente de tráfico.

Ninguno de nosotros es capaz de predecir cuándo y cómo moriremos. Vale la pena vivir cada día y apreciarlo mientras dure.

A veces pienso que sería una lástima dejar este mundo, pero por otro lado tiene que suceder en algún momento.

¿Qué te quitó el cáncer?

Me ha privado de muchas cosas. Ya no tengo la confianza que solía tener. Por otro lado, fortaleció mi sentido de mí, soymás consciente de su cuerpo y de sí misma. Hay momentos en los que me pongo triste, pero trato de que esos momentos sean breves.

Por un lado, debes permitirte los momentos de debilidad y tristeza para poder experimentarlos dentro de ti y no negar que los experimentas. Por otro lado, sin embargo, no se puede permitir que esta tristeza se instale en nosotros de forma permanente. Esta es una línea muy fina que es muy fácil de cruzar.

Es verdad. Me acordé de una historia que mi abuelo me contó una vez que desde el momento en que nacemos, todos envejecemos. Me impactó mucho.

¿De qué tienes miedo?

Hay una cosa en mí que está en mí. Tengo mucho miedo al dolor, y el cáncer está, en cierto modo, fuertemente asociado con un gran dolor. Cuando me empezaron a doler las metástasis, mi oncólogo inmediatamente me recetó un analgésico oncológico y me dijo que el cáncer no debería doler. Entonces nosotros, los pacientes de cáncer, tenemos derecho a vivir y morir sin dolor. Es muy importante ser conscientes de que no necesitamos tener dolor. Después de todo, así es como se crearon todas estas drogas.

También es importante que los médicos lo recuerden, porque el dolor no nos ennoblece de ninguna manera. Sólo hará que este consuelo de la vida o el final de la vida sea un drama, y ​​no quiero morir de dolor.

Le dije a mi familia que si la enfermedad comenzaba a progresar y no era posible detenerla, les pediría que los internaran en un hospicio.

¿De dónde vino esta decisión?

No quiero que mi hijo me mencione como una carga con la que tuvo que lidiar. Quiero que recuerde los buenos tiempos.

¿En qué etapa se encuentra su enfermedad ahora?

Estoy en progreso otra vez, comencé otra quimioterapia, ahora la tengo todas las semanas. Este es otro objetivo para mí: poner la enfermedad a dormir. Hasta ahora he tenido 5 infusiones. Como dijo mi oncólogo, soy un paciente bastante reacio, porque después de la quimioterapia tengo paz durante varios meses y luego recaigo. Y todo comienza de nuevo.

Sin embargo, el médico me dijo que eso no significa que sea malo. Me dijo que a veces con esos pacientes más "resistentes" que requieren más "reinicios", la vida dura más.

Se podría decir que el pronóstico es bueno después de todo.

Sí, quiero creer eso.

¿Ha aceptado el cuerpo la química?

Sí, el primero me "mató", pero ahora es bastante bueno. Puede sonar cliché, pero solo estoy tratando de vivir.

¿Revelarás tus objetivos?

Tengo mis tareas en el trabajo, así que tengo que sobrevivir para entregar a todoslo que prometí Mi próximo objetivo es renovar parte del apartamento. También me gustaría ver a mi gato sanar y planear un viaje con mi amigo. Nos gustan los viajes a la playa en invierno. Bueno, como puede ver, estos objetivos son muy realistas.

¿Así que no vas a hacer puenting?

¡Probablemente le daría un infarto a mi cardiólogo! También me gustaría volver a practicar yoga, pero lo que estoy tratando de hacer es tener otro currículum, así que de alguna manera tengo que "cumplir" con la fecha límite.

¿Qué consejo tiene para otros pacientes con cáncer?

Busque la ayuda de otros. No tengas miedo de aceptar esta ayuda. Si alguien se ofrece a limpiar tus ventanas, está bien, ven y hazlo. Te pagaré de una manera diferente: te invitaré a cenar o tomar un café. No alejo a la gente porque estoy enfermo, no me cierro al mundo.

¿Cómo reaccionan tus amigos ante tu enfermedad?

Entre mis amigos tengo gente que todavía no cree que yo tenga este cáncer. Hay una imagen persistente en la sociedad de una persona que sufre de cáncer como vómitos durante la quimioterapia, sudoración, acostado en la cama. Esta imagen está distorsionada. Todavía no he conocido a alguien que vomite durante la quimioterapia, porque generalmente ocurre solo unos días después de la quimioterapia.

¿Puedes olvidar que tienes cáncer?

El año pasado tuve mucha química y se me cayó el pelo muy rápido. Al subir al tranvía tenía mucho calor y automáticamente me quité la gorra, olvidando que mi cabeza estaba completamente calva. La consternación en el tranvía fue enorme. No fue hasta que comencé a reírme que todos en el tranvía comenzaron a reírse también.

¿Alguna vez has salido conscientemente a la calle sin peluca?

Sí.

¿No tuviste problema con eso?

no. Este es un problema especialmente para las personas que tienen el cabello largo y bien peinado. Hay métodos para protegerlos, pero hay ventajas y desventajas.

¿Por ejemplo?

Puede suceder que una célula cancerosa que debería haberse caído del cabello permanezca en el cuerpo y provoque metástasis en el cerebro. No tiene sentido para mí.

¿Es cierto que el pelo vuelve a crecer más bonito después de la quimioterapia?

Sí, eso es cierto, así fue en mi caso.

¿Cómo es la zona íntima en la enfermedad oncológica?

Me gustaría comenzar con el hecho de que el diagnóstico y el médico nos pueden "encontrar" cáncer de ovario. Además, ella también es una costurera que puede notar que nuestra circunferencia de cintura ha cambiado. Desafortunadamente, rara vez lo uso. Y la otra persona es tu pareja. En mi ejemplo, sé que puede haber dolor durante el coito, que a primera vista puede no estar asociado con el cáncer, pero puede ser la primera señal de quepara ver a un ginecólogo.

¿Qué pasa después de la cirugía y la quimioterapia?

En lo que a mí respecta, se ve pobre.

¿Por qué?

Por dos razones. La primera es que me han despojado de los atributos femeninos que de alguna manera mantienen nuestra libido. Y la otra es la parte psíquica. No puedo superarme y no es un problema visual, porque aparte de la cicatriz después de la cirugía, no se me ve. Este es todavía un tema que no he explorado del todo y creo que intentaré hablarlo con un psico-oncólogo que pueda orientarme a qué se debe este bloqueo.

Definitivamente vale la pena ponerse en manos de un especialista, porque a veces podemos dar vueltas alrededor de la causa, pero la verdadera causa puede no ser reconocida. En tal situación, es fácil volver a caer en pensamientos negativos.

Así es. Voy a trabajar en él. Este es otro objetivo para mí.

Has pasado por muchas cosas. Estoy lleno de admiración por tu fuerza. Gracias por la conversacion.

No nos damos cuenta de cuánto podemos aguantar hasta que nos enfrentamos a las dificultades, el miedo y la impotencia. Gracias

  • "¿Cáncer? ¿A mi edad?" - Algunos hombres deberían revisarse la próstata a los 30 años
  • Urólogo apela a los hombres: "No sois indestructibles"
  • Urólogo: "Los pacientes actúan contra la lógica. Uno de los pacientes quería probar la urinoterapia"
  • Urólogo: "Los pacientes que no se hacen un examen lo tratan como un orgullo y una ventaja"
Sobre el AutorMarcelina DzięciołowskaEditor durante muchos años relacionado con la industria médica. Se especializa en salud y un estilo de vida activo. Una pasión privada por la psicología la inspira a abordar temas difíciles en este campo. Autor de una serie de entrevistas en el campo de la psicooncología, cuyo objetivo es concienciar y romper estereotipos sobre el cáncer. Él cree que la actitud mental correcta puede hacer maravillas, por lo que promueve el conocimiento profesional basado en consultas con especialistas.

¡Ayuda al desarrollo del sitio, compartiendo el artículo con amigos!

Categoría: